Toyota Asturias
Toyota Asturias
Toyota Asturias
Toyota Asturias

ÁLEX PALOU SE PROCLAMA CAMPEÓN DE LA INDYCAR Y HACE HISTORIA JUNTO A HONDA Y CHIP GANASSI RACING

Álex Palou se ha alzado con el título de la Indycar en el Gran Premio de Long Beach, donde ha culminado una magnífica temporada en la que ha logrado un total de tres victorias y cinco podios. Al volante del coche número 10 del equipo Chip Ganassi Racing, motorizado por Honda, el barcelonés de tan solo 24 años logra un triunfo histórico, uno de los pocos que faltaban en las vitrinas del automovilismo español.

Tu Škoda en Asturias
Tu Škoda en Asturias
Tu Škoda en Asturias
Tu Škoda en Asturias

 

A Palou le bastaba con ser duodécimo en Long Beach, gracias a la amplia ventaja con la que llegaba a la última cita de la temporada. Salía décimo, con sus dos rivales por el título delante, pero las cosas se le pusieron de cara en la salida, cuando Pato O’Ward sufrió un toque que le dejó fuera de la lucha. Por delante, lideraba Josef Newgarden, que también podía arrebatarle la corona si lograba la victoria, pero un adelantamiento de Colton Herta y el imparable ascenso de Palou, lo impidieron.

Álex finalizó la carrera en la cuarta posición, aunque ya era campeón desde unas vueltas antes, puesto que debido a los numerosos abandonos ocurridos había sumado los puntos que necesitaba para lograr el título. Nada más ver la bandera a cuadros, el español estalló de alegría, se abrazó a los integrantes de su equipo y a algunos de sus familiares presentes en esta cita con la historia.

«¡Qué temporada! No puedo creerlo. Estoy súper contento. Hemos trabajado muy duro. No conocía este circuito, pero el equipo me ha dado un muy buen coche y las estrategias adecuadas. Hemos sido muy regulares toda la temporada. Es increíble ser campeón. ¡Ahora quiero repetirlo!», dijo Palou en su primera rueda de prensa como campeón de la Indycar 2021.

«Estoy muy contento por ser el primer piloto español que consigue el título y espero no ser el último. Estoy seguro de que lucharemos por más Astor Cup (trofeo del vencedor de la Indycar) en el futuro», señaló. «Esto abrirá muchos ojos en España y más gente descubrirá la Indycar. Se van a enamorar de este campeonato».

Palou debutó en la Indycar en 2020 con el equipo Dale Coyne Racing, al que sorprendió tras un brillante test en Mid-Ohio. Álex acababa de finalizar tercero en la Super Formula japonesa, también en su primera temporada, y su rendimiento había llamado la atención de Honda, proveedor del motor de su escudería (TCS Nakajima, del expiloto de F1 Satoru Nakajima), y con la marca japonesa comenzó también su aventura en América.

Su primer año en Indycar, en el que llegó a clasificar séptimo en las 500 Millas de Indianápolis y a subir al podio en Road America, fue clave para llamar la atención de Chip Ganassi Racing, una de las escuderías históricas de la Indycar. En 2020, sin ir más lejos, Ganassi fue campeón con Scott Dixon, que sumó su sexto título de la Indycar.

El debut de Palou con Ganassi no pudo ser mejor. Ganó en Alabama, la primera cita de la temporada, y pronto comenzó a soñar con un título que todavía le parecía impensable. La lucha por la victoria hasta la última vuelta en las 500 Millas de Indianápolis, sumado a las victorias en Road America y Portland, y a un total de cinco podios, le han convertido en merecido campeón. Ha finalizado por delante de nada más y nada menos que Josef Newgarden (bicampeón de Indycar), Scott Dixon (seis veces campeón de la Indycar y cuatro de las 500 Millas de Indianápolis), Simon Pagenaud o Will Power, también campeones de la Indycar y de las 500 Millas.

El triunfo del barcelonés es histórico para el automovilismo español, dado que ningún piloto de nuestro país lo había logrado antes. Antes de Palou, tan solo Oriol Servià entre el año 2000 y 2013 (aunque ha vuelto para correr la Indy 500 en varias ocasiones), y Fermín Vélez (seis carreras en 1996 y 1997), compitieron con cierta regularidad en la Indycar o sus series predecesoras. Tan solo Servià (Montreal 2005, puntuable para la Champ Car) había ganado una carrera hasta la fecha. Fernando Alonso, en sus tres inscripciones en las 500 Millas de Indianápolis, llegó a soñar con la victoria en 2017, pero un problema de motor se lo impidió. Aunque se cree que ha recibido ofertas para correr la temporada completa de la Indycar, el asturiano decidió rechazar esta oportunidad para participar en otras citas como las 24 Horas de Le Mans, el Dakar y regresar a la Fórmula 1.

Los éxitos de Palou no se entenderían – y, probablemente, no existirían – sin la labor del tristemente desaparecido Adrián Campos. El expiloto de Fórmula 1, fundador y dueño de Campos Racing, conoció a Palou cuando éste todavía competía en karting, una especialidad donde el joven piloto creía que permanecería durante décadas al no tener recursos suficientes para dar el salto a los monoplazas. Después de unas pruebas, Adrián aseguró que había visto en Palou un talento que podría ser equiparable al de otros pilotos con los que había trabajado, como Fernando Alonso o Antonio García.

Y, a la vista está, que no se equivocó. Campos le dio la oportunidad de correr en la Euroformula Open de GT Sport con su equipo, y en su primer año acabó tercero. Después pasó por la GP3 y por la Fórmula 3 japonesa, donde también fue tercero. Acumuló experiencia participando en carreras sueltas de campeonatos superiores como las World Series o la Fórmula 2, también corrió en Macao y en la Fórmula 3 europea, pero sin grandes resultados, con equipos del final de la tabla … hasta que volvió a hacer las maletas para marcharse a Japón y correr en al Super Formula, una competitiva categoría con prestaciones superiores a la Fórmula 2 e inferiores a la Fórmula 1. Álex volvió a finalizar tercero, a solo 10 puntos del campeón, pero lo más importante es que formó una buena relación con Honda, junto con quien dio el salto a la Indycar.

«Campos fue la persona que me llevó a los monoplazas. Yo iba a hacer otro año de karting. Ni siquiera pensaba que los monoplazas fueran una posibilidad y él me dio la oportunidad. Me empujó a entrar ahí, así que él debería estar muy feliz ahora. Creo que estaría muy, muy orgulloso», recordó Palou.

Además del español, su equipo, Chip Ganassi Racing, también se ha proclamado campeón de Indycar 2021, y Honda se ha confirmado como el motor a batir por cuarto año consecutivo y décimo en total, superando a Chevrolet por 163 puntos. Asimismo, Palou es el decimoctavo piloto que gana el título de la Indycar con motor Honda. El primero llegó hace justo 25 años, cuando Jimmy Vasser se proclamó campeón en 1996.

Lexus Asturias
Lexus Asturias
Lexus Asturias
Lexus Asturias