Toyota Asturias
Toyota Asturias
Toyota Asturias
Toyota Asturias
  • Profunda puesta al día del exterior, del interior y del confort de conducción
  • La familia de modelos de la Clase E de Mercedes-AMG es objeto de una profunda revalorización

La Clase E se cuenta entre los modelos centrales que conforman el núcleo de la marca Mercedes-AMG. La profunda puesta al día de la última generación afecta a la berlina, al Estate, al coupé y al cabrio con motores de seis y ocho cilindros, que cubren un abanico de potencias de 320 kW (435 CV) a 450 kW (612 CV).

Estos modelos de altas prestaciones producidos en Affalterbach no pierden ni un ápice de su dinamismo deportivo, que se combina ahora con un mayor confort en el uso diario. La tracción integral totalmente variable AMG Performance 4MATIC+ incorporada de serie asegura una tracción óptima en cualquier situación. Otro equipo incluido de serie es el cambio de 9 marchas AMG SPEEDSHIFT, que aúna cambios de marcha rápidos con una elevada eficiencia. La llamativa actualización estilística subraya aún más la pertenencia a la familia de modelos AMG, como denotan el frontal de nuevo diseño y la calandra del radiador específica de AMG. El interior ha experimentado también una profunda revalorización. El puesto de conducción widescreen, el nuevo volante AMG Performance y el sistema de infoentretenimiento MBUX con funciones e indicadores específicos de AMG brindan un mayor grado de digitalización y, por ende, una experiencia de manejo extremadamente actual.

Tu Škoda en Asturias
Tu Škoda en Asturias
Tu Škoda en Asturias
Tu Škoda en Asturias

 

En la cumbre de la Clase E de Mercedes-AMG se sitúan los modelos E 63 4MATIC+ (consumo de combustible en el ciclo mixto: 11,9-11,6 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 273-265 g/km)[1] con motor V8 biturbo de 4,0 litros en dos niveles de potencia, 450 kW (612 CV) o 420 kW (571 CV), en versión berlina y Estate. Para el mercado español, solo se ofrecerá la versión más potente E 63 S. Con el fin de asegurar un caudal de aire óptimo se han configurado tomas de aire especialmente grandes en los extremos del Jet-Wing del frontal de nuevo diseño.

A esto se suman dos lamas transversales que dirigen el flujo de aire de forma precisa hacia el lugar donde se necesita. Los diseñadores han cooperado estrechamente con los especialistas en aerodinámica durante la fase de desarrollo. Sus conocimientos se han plasmado, no solo en el inconfundible kit estético AMG, sino también en un balance aerodinámico optimizado. El resultado es un comportamiento ágil en carretera, unido a una estabilidad sobresaliente en autopista. Los expertos en aerodinámica han conseguido además una nueva disminución de la resistencia del aire a la marcha del vehículo.

Otro rasgo estético que llama la atención en los modelos con motor de ocho cilindros es un flap en color negro de alto brillo, integrado de forma armónica, que recorre transversalmente la totalidad del faldón delantero hasta los extremos del Jet-Wing, enmarcándolos hacia los laterales. El splitter frontal está disponible en el color de la carrocería (modelo básico, no disponible en el mercado español), en silver shadow (modelo S), en negro de alto brillo (con el paquete AMG Night opcional) o en fibra de carbono (con el paquete exterior de fibra de carbono AMG I). Los pasarruedas más vigorosos y ensanchados en 27 mm a cada lado crean el espacio necesario para el mayor ancho de vía y para las ruedas de mayores dimensiones en el eje delantero, lo cual representa además una ventaja funcional.

También los modelos E 53 4MATIC+ en ejecución de berlina, Estate, coupé y cabrio (consumo de combustible en el ciclo mixto: 9,2-8,5 l/100 km; emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 210-194 g/km) irradian aún más vigor gracias a un frontal totalmente renovado. La calandra del radiador específica de AMG, con su contorno en forma de A, refuerza la sensación de anchura, potenciada también por la forma alargada de los faros.

El nuevo diseño de la zaga transmite un porte más elegante y ligero

En la parte trasera de la berlina destacan a primera vista las nuevas luces traseras, más planas y ahora divididas en dos partes. Se extienden hasta la tapa del maletero, donde enlazan visualmente en su borde superior con un listón de adorno en cromo de alto brillo. En el Estate, este listón de adorno se prolonga hasta los extremos laterales de las luces traseras. La forma de las luces no varía, pero la configuración interior es nueva y asume el diseño de la berlina. El perfil aerodinámico sobre la tapa del maletero de la berlina se presenta en el color del vehículo, o en fibra de carbono si se elige el paquete exterior de fibra de carbono AMG II opcional. La nueva configuración del faldón trasero acentúa visualmente la anchura del vehículo, además de tener efectos positivos en las propiedades aerodinámicas. Como colofón, la parte trasera incluye un difusor, también de nuevo diseño.

Llantas con propiedades aerodinámicas optimizadas y paquetes de diseño individuales

Las nuevas llantas de aleación (de 19 pulgadas de serie o de 20 pulgadas opcionales) con propiedades aerodinámicas optimizadas y pintadas en color negro mate o gris tántalo de alto brillo añaden un toque desenfadado al diseño. El modelo E 63 S equipa de serie nuevas llantas de aleación de 20 pulgadas y 5 radios dobles, optimizadas también para favorecer la aerodinámica del vehículo. Esta variante presenta un reborde aerodinámico más ancho en color negro mate, o bien en gris tántalo de alto brillo.

El paquete AMG Night opcional permite añadir otros detalles individuales. En este caso, las carcasas de los retrovisores exteriores, los marcos de las ventanillas, los insertos en los embellecedores laterales y los elementos de adorno del faldón delantero y trasero se presentan en negro de alto brillo. A ello se unen los embellecedores de la salida de escape cromados en negro. Como opción se ofrece también la calandra del radiador específica de AMG en diseño oscurecido. El paquete exterior de fibra de carbono AMG I, disponible exclusivamente para los modelos 63, consta de splitter frontal, insertos en los embellecedores laterales y elemento de adorno en el faldón trasero ejecutados en fibra de carbono. El paquete exterior de fibra de carbono AMG II aporta una nota individual con las cubiertas de los retrovisores y el perfil aerodinámico sobre la tapa del maletero (berlina) en fibra de carbono.

Interior de alta calidad con matices deportivos y elevado confort en viajes largos

El interior conjuga el ambiente noble y los materiales de alta calidad con las altas prestaciones características de AMG. Los asientos deportivos AMG combinan una buena sujeción lateral con un confort elevado en viajes largos y disponen de módulos de acolchado específicos AMG con placas «AMG» en los respaldos delanteros. Un rasgo distintivo de los modelos E 53 es el tapizado de símil de cuero ARTICO/microfibra DINAMICA en negro con configuración AMG, costuras de adorno en color de contraste rojo y placa AMG.

Los modelos de ocho cilindros equipan de serie asientos con tapizado de cuero, y para todos los modelos se ofrecen opcionalmente diferentes variantes de cuero. También pueden encargarse como equipo opcional asientos AMG Performance con reposacabezas integrados y sujeción lateral mejorada. Los responsables de producto han depurado aún más la estética interior de la variante E 63 S. Entre otros, con revestimientos de napa en el tablero de instrumentos y las líneas de cintura y con cinturones de seguridad de color gris cristal. El programa de tapizados incluye una nueva ejecución, específica de AMG: napa negro/gris titanio pearl con costura de adorno en color de contraste amarillo. El equipamiento de serie incluye además la iluminación de ambiente con posibilidades individuales de ajuste.

Otro equipo destacado es el sistema de infoentretenimiento MBUX con pantalla táctil y panel táctil, mando fónico inteligente e indicaciones y ajustes específicos de AMG. Los dos visualizadores —para el cuadro de instrumentos y para las funciones multimedia— se funden a la vista bajo una sola cubierta de cristal, configurando así un puesto de conducción widescreen. En el modelo S equipa de serie pantallas de 12,25 pulgadas. Para la visualización del cuadro de instrumentos, el cliente puede alternar entre tres estilos de visualizado AMG: «Modern Classic», «Sport» y «Supersport». Especialmente llamativo resulta el modo «Supersport», con cuentarrevoluciones redondo en posición central, flanqueado por indicadores horizontales representados en perspectiva para crear una impresión tridimensional.

Utilizando el menú de AMG, el conductor puede acceder a diferentes indicadores adicionales de AMG, como un resumen de los datos del motor, la marcha seleccionada, Warm-up, Set-up, G-Meter y RACETIMER. El visualizador de medios con pantalla táctil realza asimismo el carácter dinámico del vehículo con indicadores individuales AMG, como la visualización de los programas de conducción o datos de telemetría.

De tú a tú: «Hey Mercedes» con funciones adicionales

Como es natural, el equipamiento de serie incluye el innovador sistema de mando fónico que se activa pronunciando las palabras «Hey Mercedes». Gracias al uso de técnicas de inteligencia artificial, MBUX reconoce y entiende prácticamente todas las frases que se utilizan en el contexto de los sistemas de infoentretenimiento y de manejo del vehículo, incluso si se expresan de forma indirecta. En muchos países, MBUX tutea ahora al cliente, en lugar de usar el tratamiento formal de «usted». Con ello se pretende reforzar la relación emocional del cliente con MBUX como asistente personal. Otra novedad es la posibilidad de que el sistema lea en voz alta la información meteorológica de determinadas regiones, prácticamente en cualquier idioma.

Nuevo volante AMG Performance en diseño de radios dobles

El nuevo volante AMG Performance intensifica el vínculo entre el hombre y el vehículo con su llamativo diseño de radios dobles y superficies táctiles enrasadas para el manejo. Los tres radios dobles de contorno redondeado combinan estabilidad con ligereza. La sección inferior plana es un elemento de diseño típico del automovilismo. Puede ir tapizarse en cuero, en microfibra DINAMICA o en una combinación de cuero y microfibra DINAMICA, a elegir. Si el cliente lo desea, puede incorporar la función de calefacción. En el aro del volante se ha integrado además una esterilla sensora que detecta el contacto de las manos con el volante («Hands-On»). Si el conductor separa las manos del volante durante un cierto periodo de tiempo, se inicia una cadena de advertencias que, en caso de prolongarse la inactividad del conductor, puede conducir a la activación del asistente de parada de emergencia.

Superficies táctiles enrasadas en el volante

Un detalle muy elegante son las nuevas superficies táctiles integradas sin solución de continuidad en la superficie de los radios dobles horizontales. Sensores hápticos ubicados en la zona de los símbolos facilitan el manejo. Con la superficie táctil izquierda de los radios superiores del volante se maneja el cuadro de instrumentos; con la derecha, el visualizador de medios. Los radios inferiores reúnen los elementos de mando para el TEMPOMAT/DISTRONIC (a la izquierda) y el teléfono/sistema manos libres/ajuste del volumen (a la derecha). Las teclas AMG en el volante (de serie en el modelo S, opcionales en los modelos E 53) para controlar los programas de conducción y otras funciones de libre elección presentan ahora visualizadores más brillantes con iconos nuevos y son de forma circular.

Tras el aro del volante, a izquierda y derecha, se encuentran las levas de cambio de aluminio que permiten acoplar manualmente las marchas del cambio AMG SPEEDSHIFT 9G. A fin de favorecer cambios aún más precisos, las levas son más grandes y se encuentran dispuestas más abajo.

En la consola central existe un elemento de mando específico de AMG con interruptores adicionales para el manejo de los programas de conducción, el volumen de sonido del reproductor de medios, el ESP® de tres niveles, el modo manual del cambio, la amortiguación adaptativa regulable, el sistema de escape AMG Performance opcional, la función de arranque y parada ECO y la cámara de marcha atrás. Otros elementos que subrayan el porte deportivo en el interior del vehículo, junto a los pedales deportivos AMG de acero inoxidable cepillado con tacos de goma, son los listones en los umbrales y las alfombrillas de color negro con distintivo «AMG». Quien desee personalizar aún más el habitáculo tiene a su disposición una amplia oferta de elementos de adorno de alta calidad. Los elementos de adorno AMG en fibra de carbono confieren al habitáculo un carácter especialmente deportivo.

Motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros con turbocompresores de doble entrada

Al igual que hasta ahora, el motor AMG V8 biturbo de 4,0 litros (consumo de combustible en el ciclo mixto: 11,9-11,6 l/100 km, emisiones de CO2 en el ciclo mixto: 273-267 g/km) desarrolla en el E 63 S 4MATIC+ una potencia de 450 kW (612 CV) y alcanza un par motor máximo de 850 Nm. Este par está disponible en una amplia gama de revoluciones, desde las 2.500 hasta las 4.500 rpm, y transmite de ese modo una agradable sensación de dominio cada vez que el conductor acciona al acelerador. El sprint de 0 a 100 km/h de la variante S de la berlina acaba a los 3,4 segundos, que pasan 3,5 segundos para el Estate (variante S).

Con el fin de aprovechar de forma óptima la potencia y la respuesta del motor AMG V8 de 4,0 litros, los dos turbocompresores están ejecutados en tecnología de doble entrada (Twin-Scroll). Esta disposición reduce la contrapresión de los gases de escape y optimiza el ciclo de admisión y escape. Los modelos de altas prestaciones son sumamente eficientes gracias a la función de desconexión selectiva de cilindros implementada de serie y a otras medidas adicionales. La desconexión selectiva de cilindros está disponible en un amplio margen de revoluciones, de 1.000 a 3.250 rpm, siempre que el conductor haya seleccionado el programa de conducción «Comfort». Un indicador especial en el cuadro de instrumentos informa cuando está activada la desconexión selectiva de cilindros e indica si el motor trabaja actualmente con cuatro o con ocho cilindros. La transición entre un régimen de operación y el otro es espontánea, rápida y no repercute en el par motor, de manera que los ocupantes no sufren merma alguna de confort.

Una opción única en su segmento de competencia es el modelo S, equipado con apoyos dinámicos del motor. Estos elementos resuelven el conflicto clásico entre una integración suave de la cadena cinemática para elevar el confort y una mayor rigidez para permitir el máximo dinamismo de conducción. La rigidez de los apoyos dinámicos se adapta con rapidez y de forma progresiva a las condiciones y las exigencias de la conducción. El conductor se beneficia de una mayor precisión al practicar una conducción dinámica, mientras que el confort aumenta sensiblemente a medida que disminuye la rigidez de los apoyos.

Motor de seis cilindros en línea con alternador arrancador EQ Boost

El motor de seis cilindros en línea y 3,0 litros de cilindrada con 320 kW (435 CV) de los modelos E 53 destaca por sus prestaciones sobresalientes y un concepto inteligente de electrificación. El alternador arrancador EQ Boost combina las funciones del arrancador y el alternador en un potente motor eléctrico, incorporado a la cadena cinemática entre el motor y el cambio. Esta tecnología de hibridación ligera hace que estos modelos se beneficien del distintivo ambiental «ECO» de la DGT en el mercado español. El motor eléctrico no solo desempeña la función de generador eléctrico, sino que asume también funciones híbridas. Entre ellas se cuentan la asistencia al motor de combustión (boost) con 16 kW de potencia y 250 Nm de par, la recuperación de energía cinética, el desplazamiento del punto de operación del motor, el planeo y un arranque casi imperceptible del motor en el marco de la función de parada y arranque.

Esta innovación y la sobrealimentación doble inteligente —formada por un compresor adicional eléctrico (eZV) y un turbocompresor accionado por los gases de escape— persiguen un mismo y ambicioso objetivo: incrementar las prestaciones y el dinamismo de conducción típicos de AMG y reducir al mismo tiempo el consumo y las emisiones. El alternador arrancador asiste con su efecto boost al arrancar. El compresor adicional eléctrico aumenta la presión de sobrealimentación sin retardo alguno, con lo que el par motor para acelerar asciende más rápidamente, antes de que entre en acción el turbocompresor principal accionado por los gases de escape. Gracias a esta intervención escalonada, el motor de 3,0 litros reacciona con una espontaneidad extrema y asegura una respuesta de gran dinamismo sin caída en la sobrealimentación. Una ventaja adicional es la gran suavidad de marcha del motor de seis cilindros en línea.

Tiempos de acoplamiento cortos, alta eficiencia: el cambio de 9 marchas AMG SPEEDSHIFT

El cambio de 9 marchas AMG SPEEDSHIFT está especialmente armonizado para los modelos de altas prestaciones. El programa propio de gestión del cambio asegura transiciones extremadamente cortas en los cambios de relación, reducciones directas múltiples especialmente rápidas y una función de doble embrague para una experiencia sugestiva de cambio. En los modelos E 63, un embrague húmedo multidisco sustituye al convertidor de par empleado en los modelos E 53. Este componente ahorra peso y mejora la respuesta, sobre todo en aceleraciones rápidas y cambios de carga.

 

Los aspectos más destacados del cambio son:

  • · adaptación de la línea característica del cambio al programa de conducción AMG DYNAMIC SELECT seleccionado
  • · en el modo manual «M», el cambio responde de forma inmediata a los comandos manuales del conductor; la cadena cinemática reacciona con precisión y ejecuta estos comandos con enorme rapidez
  • · el programa M de corta duración permite cambiar espontáneamente al modo manual «M» sin más que accionar las levas de cambio en el volante
  • · función automática de doble embrague al reducir. Este efecto está activo automáticamente en los programas de conducción «Sport», «Sport+» y «RACE» (de serie en la versión S)
  • · función de parada y arranque ECO, activa por defecto en el programa de conducción «Comfort»
  • · función de «planeo» activable en el programa de conducción «Individual»

Tren de rodaje específico para un mayor dinamismo longitudinal y transversal con un confort mejorado

La agilidad y la elevada velocidad que alcanzan los nuevos modelos en curvas son fruto, entre otros factores, del tren de rodaje AMG RIDE CONTROL con suspensión neumática multicámara integral y amortiguación adaptativa regulable ADS+ (sistema de amortiguación adaptativa). Este tren de rodaje se distingue por una gran rigidez de la caída de las ruedas, alto dinamismo y una gran precisión direccional. Las medidas actuales de revalorización del modelo redundan en un comportamiento sensiblemente más confortable del tren de rodaje, fruto de una nueva armonización y parámetros elastocinemáticos actualizados, sin sacrificar la Driving Performance inherente a la marca. Entre las numerosas medidas adoptadas se cuentan los nuevos cojinetes del tirante de suspensión en el eje delantero con nueva combinación de materiales y punto de articulación asimétrico, la nueva armonización de los apoyos del motor dinámicos en el E 63 S, los nuevos apoyos en el portaeje trasero y los amortiguadores con sistema hidráulico adaptado.

El eje delantero se basa en un sistema de cuatro brazos con brazos transversales triangulares, tirante de suspensión y brazo portamuelles. Los elementos separados e independientes de guiado y de suspensión de las ruedas permiten una elevada aceleración transversal, con influencias mínimas de la propulsión en el sistema de dirección, lo que supone un rasgo de confort adicional. El eje trasero también es de propio desarrollo y tiene una armonización específica. Gracias a ello, el tren de rodaje garantiza el confort típico de un Mercedes de la Clase E, combinado con la elevada precisión y el dinamismo de AMG.

Gracias a un ajuste específico de la suspensión y la amortiguación, así como a la incorporación de un sistema de amortiguación adaptativa regulable, el sistema de suspensión neumática de tres cámaras conjuga un dinamismo ejemplar con un elevado confort de rodadura. La rigidez de los fuelles neumáticos se puede variar dentro de un amplio margen, acoplando o desacoplando las diferentes cámaras de aire. De ese modo mejoran notablemente el confort y las características de conducción. En función del programa de conducción elegido y de las condiciones de marcha es posible adoptar tres reglajes diferentes de la suspensión. Si se detectan cambios de carga repentinos, curvas rápidas, fuertes aceleraciones o frenadas a fondo, se endurece automáticamente el coeficiente elástico. De este modo se reducen eficazmente los movimientos de cabeceo y balanceo y se estabiliza el modelo de altas prestaciones.

La amortiguación adaptativa regulable ofrece al cliente la posibilidad de elegir entre los tres niveles «Confort», «Sport» y «Sport+» y alternar así entre un confort relajante en recorridos largos y máxima deportividad. La fase de tracción y la fase de compresión se regulan de forma independiente, y los diagramas característicos programables permiten configurar un rango más amplio entre la fuerza máxima y mínima de amortiguación. La diferenciación entre un reglaje confortable y otro deportivo del tren de rodaje es aún más acusada y resulta claramente perceptible.

Tracción integral totalmente variable AMG Performance 4MATIC+ con «Drift Mode» para el E 63 S

Todas las variantes están equipadas de serie con la tracción integral AMG Performance 4MATIC+. Este sistema inteligente conjuga las ventajas de distintos conceptos de propulsión. La distribución totalmente variable del par entre el eje delantero y el eje trasero —una novedad en este segmento— garantiza una tracción ideal sobre cualquier terreno, lo que se traduce en una elevada seguridad de marcha. Un acoplamiento con regulación electromecánica conecta de forma variable el eje trasero, propulsado en todo momento, con el eje delantero. Un procesador calcula permanentemente la distribución óptima del par motor. De ese modo es posible conducir el modelo de altas prestaciones en un rango variable y progresivo, desde la tracción integral para asegurar máximo agarre al firme hasta una tracción exclusivamente trasera. Además de la adherencia al piso y el dinamismo transversal, la tracción integral mejora también el dinamismo longitudinal y permite una aceleración más briosa.

La distribución plenamente variable del par motor hace posible conducir con una deriva controlada en las ruedas. Para este fin está pensado el «Drift Mode», que se incorpora de serie en los modelos E 63 S. Este modo se activa mediante las levas de cambio en el volante en el programa de conducción «RACE» siempre que se haya desactivado el ESP® y se haya seleccionado el modo manual en el cambio. La activación del modo «Drift Mode» hace del E 63 S 4MATIC+ un modelo de tracción exclusivamente trasera. El «Drift Mode» permanece activado hasta que el conductor lo desactive de nuevo.

Diferencial autoblocante en el eje trasero: tracción idónea

Con objeto de mejorar la tracción y el dinamismo de conducción, los modelos E 63 incorporan de serie un diferencial autoblocante con regulación electrónica en el eje trasero, que reduce el resbalamiento en la rueda del lado interior de la curva sin necesidad de una intervención en el freno. De esa manera, el conductor puede acelerar antes y con más fuerza a la salida de las curvas. El vehículo reacciona con mayor estabilidad en maniobras de frenado a alta velocidad, y el diferencial autoblocante mejora la tracción al ponerse en marcha a vehículo parado. La ventaja más importante del diferencial autoblocante electrónico en el eje trasero es una regulación aún más precisa y proactiva. El margen límite se desplaza hacia arriba y mejoran las propiedades de conducción en situaciones extremas. El ESP® de tres niveles con las funciones «ESP ON», «SPORT HANDLING MODE» y «ESP OFF» está interconectado en red con el diferencial autoblocante del eje trasero y con la tracción integral, y armonizado para brindar el máximo dinamismo viable de conducción.

La dirección paramétrica AMG transmite una confirmación directa e inequívoca del contacto con la calzada

La dirección paramétrica electromecánica trabaja con desmultiplicación variable. Este equipo convence con una respuesta precisa y auténtica. Al circular a alta velocidad disminuye la asistencia de la servodirección, que aumenta de nuevo de forma progresiva a medida que disminuye la velocidad. De ese modo se precisa una fuerza relativamente reducida para manejar el volante a baja velocidad y se mantiene el máximo control sobre el vehículo a velocidades superiores. La asistencia de la servodirección varía en función del nivel AMG DYNAMICS seleccionado. En el nivel «Basic», el reglaje fomenta el confort de los pasajeros. En los niveles «Advanced» y «Pro/Master» se activa progresivamente una armonización más deportiva, que transmite una respuesta más precisa del contacto de las ruedas con la calzada.

Vivencia individual: AMG DYNAMIC SELECT y AMG DYNAMICS

El conductor tiene a su disposición hasta seis programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT —«Calzada resbaladiza», «Comfort», «Sport», «Sport+», «Individual» y «RACE» (de serie en la variante S)— para adaptar la característica de los nuevos modelos con una simple pulsación. Las propiedades de los distintos programas son muy diversificadas, desde eficiente y confortable hasta altamente deportivo. Al seleccionar uno de los programas se modifican importantes parámetros, como la respuesta del motor, el cambio, el tren de rodaje y la dirección. Con independencia de los programas de conducción DYNAMIC SELECT, el conductor puede seleccionar directamente el modo manual para cambiar de relación utilizando exclusivamente las levas de cambio en el volante. De ese mismo modo es posible seleccionar los niveles de regulación del tren de rodaje.

En los programas de conducción AMG DYNAMIC SELECT se ha integrado el sistema de control de estabilidad AMG DYNAMICS. En los niveles «Basic», «Advanced», «Pro» y «Master» (de serie en la variante S), este sistema influye en la estrategia de regulación del ESP® (programa electrónico de estabilidad) y de la tracción integral. A partir del análisis de las acciones del conductor y de los datos de los sensores, el sistema inteligente de control piloto predice el comportamiento deseado. El margen abarca desde un enfoque extremadamente estable hasta un alto dinamismo. Las funciones AMG DYNAMICS pueden seleccionarse individualmente mediante las teclas AMG en el volante.

En función del programa se adaptan de forma inteligente los parámetros relevantes para la conducción, como la respuesta del motor y el tren de rodaje, la estrategia de regulación del sistema de tracción integral o los umbrales de regulación del ESP®. El margen abarca desde un enfoque centrado en la seguridad hasta un alto dinamismo. El modo «Master» incluido en el programa de conducción RACE garantiza una agilidad perfecta y saca el máximo partido al potencial dinámico del vehículo. Lo consigue, por ejemplo, con una mayor velocidad de guiñada y una respuesta más rápida del pedal acelerador, el mando del cambio, el diferencial autoblocante de control electrónico en el eje trasero y la distribución de la fuerza de la tracción integral.

Bien dosificados y resistentes: el sistema de frenos de alto rendimiento AMG con discos de freno compuestos

El potente sistema de frenos de grandes dimensiones con discos compuestos decelera el vehículo con rapidez, fiabilidad y elevada resistencia al fading, incluso si tiene que soportar solicitaciones muy elevadas. La variante S equipa en el eje delantero discos de freno compuestos de mayor tamaño, con 390 x 36 mm. Opcionalmente se ofrece el sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento AMG con discos compuestos de tamaño 402 x 39 mm en el eje delantero y 360 x 32 mm en el eje trasero.

También el sistema de frenos de alto rendimiento de los modelos E 53 está especialmente armonizado para la potencia y las prestaciones de esta gama de vehículos. En el eje delantero se montan discos perforados y autoventilados de formato 370 x 36 mm con pinzas fijas de cuatro émbolos y distintivo AMG; en el eje trasero se incorporan discos autoventilados de 360 x 26 mm con pinzas de garra de un émbolo.

Para los modelos E 53 y el E 63 se dispone opcionalmente del nuevo paquete AMG DYNAMIC PLUS, que ofrece un plus de deportividad perceptible y visible. Una selección de componentes de alto rendimiento contribuye a incrementar eficazmente el dinamismo. El resultado es una experiencia de conducción a la altura del automovilismo deportivo. En el paquete se incluye el sistema de frenos de alto rendimiento con discos compuestos del modelo S con pinzas de freno rojas y distintivo AMG negro, el programa de conducción «RACE» con «Drift Mode» de AMG DYNAMIC SELECT y el volante AMG Performance tapizado en napa, en microfibra DINAMICA o en una combinación de napa y microfibra DINAMICA (en todos los casos con teclas AMG en el volante).

Modelos seleccionados de la Clase E de AMG: hitos del desarrollo

El Mercedes-Benz 300 E se convierte en mito en 1986 en su versión 5.6 AMG, inaugurando la saga de los legendarios Clase E con el sello AMG. Gracias al motor V8 de 5,6 litros y 265 kW (360 CV) y a un esmerado trabajo de precisión en materia de aerodinámica, la berlina de cuatro puertas alcanza una velocidad punta mágica de 303 km/h. Los aficionados norteamericanos manifiestan su devoción por este potente modelo AMG otorgándole el apelativo «The Hammer», entre otras cosas por su brutal par motor de 510 Nm. Por primera vez se conjugaban las prestaciones de un superdeportivo de pura raza con la idoneidad para el uso diario que caracteriza a los modelos Mercedes. Una variante especialmente espectacular de «The Hammer» es el AMG 300 CE 6.0 Coupé con carrocería superancha. Con una cilindrada ampliada a 6,0 litros, tecnología de cuatro válvulas por cilindro, 283 kW (385 CV) de potencia y 566 Nm de par, este coupé eleva el dinamismo a un nivel nunca visto.

En 1995 se incorpora al programa de ventas de la Clase E una versión especialmente deportiva. El E 50 AMG cuenta con un motor V8 de 5,0 litros y 255 kW (347 CV) desarrollado por AMG a partir del acreditado propulsor de 4,2 litros, así como con un extenso equipamiento deportivo que incluye tren de rodaje deportivo, llantas de aleación con neumáticos anchos y kit estético AMG. El E 50 AMG, que se alzó en sucesor legítimo del E 500 de la serie 124, estaba disponible desde el comienzo de la producción en serie exclusivamente con el nuevo cambio automático de cinco marchas y mando electrónico.

En el año 2003 AMG presenta el modelo familiar más potente del mundo en ese momento. El motor V8 de 5,5 litros con compresor procedente del SL desarrolla 350 kW (476 CV) y un par de nada menos que 700 Nm. Las prestaciones se sitúan al nivel de un automóvil deportivo, con una aceleración de 0 a 200 km/h en 16,3 segundos. Su compartimento portaequipajes con un volumen máximo de 1.950 litros, el habitáculo variable y el cambio automático de 5 marchas AMG SPEEDSHIFT con los tres programas de conducción C (Comfort), S (Sport) y M (Manual) aumentan la idoneidad para el uso diario y hacen de este Estate deportivo un auténtico multitalento.

En 2006 hace su debut el E 63 AMG, con un nuevo motor atmosférico V8 de 378 kW (514 CV) de potencia y 630 Nm de par máximo. Con estas credenciales, el E 63 AMG se corona en aquel entonces como el modelo de la Clase E más potente de todos los tiempos. Su motor V8 de 6,3 litros desarrollado de forma independiente por AMG es el único propulsor del mundo que combina el concepto de altas revoluciones con una gran cilindrada. El resultado es un par aproximadamente un 20% mayor que en los motores atmosféricos equiparables de esta categoría de potencia. Con estos atributos, la berlina E 63 AMG acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos; la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h.

La siguiente generación sale al mercado en un principio con el mismo propulsor, si bien en 2011 se equipa con el nuevo motor V8 biturbo AMG de 5,5 litros. Este propulsor está disponible por primera vez en dos variantes, con una potencia de 386 kW (525 CV) hasta 410 kW (557 CV). El potente y compacto ocho cilindros cuenta con un amplio elenco de innovadores componentes de alta tecnología: aparte de la inyección directa guiada de gasolina con inyectores piezoeléctricos, incorpora un bloque motor fabricado completamente en aluminio, técnica de cuatro válvulas por cilindro con ajuste de los árboles de levas, intercooler de aire y agua, gestión del generador y función de parada y arranque. Ambas variantes E 63 AMG ofrecen prestaciones realmente excepcionales: la aceleración de 0 a 100 se completa en 4,3 o 4,2 segundos (Estate: 4,4 o 4,3 segundos).

En 2016, esta berlina de Mercedes‑AMG se convierte en el modelo más potente de todos los tiempos de la Clase E, y establece una nueva referencia en su segmento de mercado con su innovadora tecnología. El sobresaliente dinamismo del vehículo se debe al motor V8 biturbo de 4,0 litros de nuevo desarrollo, con una potencia de hasta 450 kW (612 CV). Esta mecánica es el motor más potente incorporado hasta ahora en un automóvil de la Clase E. También ha mejorado su eficiencia gracias a la desconexión selectiva de los cilindros implementada de serie. La nueva berlina de altas prestaciones establece asimismo un nuevo récord en su categoría con una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos. El cambio de 9 marchas SPEEDSHIFT MCT AMG (Multi Clutch Technology) se combina por primera vez con un embrague húmedo para el arranque. Esto hace posible una respuesta aún más ágil al acelerador. Otro elemento destacado es la tracción integral AMG Performance 4MATIC+ de desarrollo completamente nuevo. Este sistema combina las ventajas de distintos conceptos de propulsión. La distribución de par completamente variable entre el eje delantero y el eje trasero implementada por primera vez garantiza una tracción ideal en el margen límite en cualquier situación de conducción.

Resumen de datos técnicos

Lexus Asturias
Lexus Asturias
Lexus Asturias
Lexus Asturias